Destacada para Raspberry PiSi eres usuaria de la Raspberry Pi, es más que probable que hayas utilizado Raspbian en ella, que es una edición de Debian compilada para ARM y adaptada para funcionar en la Raspberry Pi. Muy completa, fácil de configurar y con entorno de escritorio completo preinstalado. Resulta muy útil para el público en general pero los que deseamos utilizarla como servidor nos encontramos con cantidad de software preinstalado que no necesitamos. Esto nos genera ciertos inconvenientes:

  1. Si no eliminamos el software innecesario, las actualizaciones se vuelven eternas, pues al tiempo de espera de la descarga de las mismas, hay que sumarle el tiempo que necesita la Raspberry Pi para aplicarlas, que es bastante.
  2. Si queremos eliminar el software innecesario, tenemos que identificar todos los paquetes que nos sobran. La eliminación de paquetes no siempre es perfecta y puede que queden archivos residuales en nuestro sistema de ficheros. No es tan limpio como partir desde una instalación base.

Una Raspbian Server Edition podía ser la solución, pero no existe una imagen oficial, aunque hay otras creadas por la comunidad, por ejemplo en sirlagz.net y xecdesign.com. Estas imágenes de Raspbian no me terminaban de convencer, además estaban en la rama Wheezy (Stable) y yo quería tener mi Debian en la rama Jessie (Actual rama de pruebas) porque ya incluye Docker en los repositorios. Intenté actualizar mi Raspbian desde Wheezy a Jessie no me funcionó. Tras terminar la actualización, la reiniciaba pero no obtenía enlace de red, no podía depurarla más a fondo porque no tengo monitor ni cable de serie.

Hace unas semanas me compré una Raspberry Pi 2, en la cual puede instalarse Debian para arquitectura armhf, y como resulta difícil obtener una versión mínima y oficial de Raspbian, me puse a investigar sobre la instalación de Debian en la Raspberry Pi 2. Dos proyectos que me resultaron muy interesantes fueron build your own basic Raspberry Pi Debian image y Debian Jessie on Raspberry Pi 2. Creo que investigando estos dos proyectos y también el Boostrapping en Debian con Debootstrap, debería ser capaz de cocinar mis propias imágenes, pero lo dejo para más tarde, la prioridad es el servidor casero con Docker sobre Debian Jessie.

Así que para seguir adelante con el proyecto, tal y como se detalla en el citado artículo Debian Jessie on Raspberry Pi 2,  he descargado esta imagen de Debian Jessie, la he instalado en mi Raspberry Pi 2 y todo ha funcionado perfectamente. ¿Lo siguiente? Instalar Docker y comenzar a crear los servicios. Documentaré la instalación en el blog y seguiré publicando los avances del proyecto. ¡Happy Hacking! 🙂

Debian Jessie en Raspberry Pi 2
Etiquetado en:                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.