Destacada para reflexionesMe gustaría compartir ciertas reflexiones sobre la compra de ordenadores, debemos tener en cuenta que utilizo el PC para navegar por internet, realizar retoque fotográfico y diseño gráfico básico, programar, administrar SSOO vía SSH y virtualizar otros SSOO y servicios, sin hacer un uso intensivo de la tarjeta gráfica.

Comencé a apasionarme por la informática hace 15 años. Desde entonces han pasado por mis manos más de diez ordenadores de todo tipo: equipos de sobremesa, portátiles, servidores, netbooks, etc. Algunos han sido clónicos y otros de marca, como por ejemplo Dell, HP Compaq y Lenovo. Estos me han hecho disfrutar de la potencia de procesadores como Intel 486, Cyrix MII, Intel Pentium 4, AMD Athlon 64, AMD Turion 64 o Intel Xeon 64, entre otros. He utilizado hardware bastante variadito durante mi vida.

Durante mucho tiempo yo mismo compraba todas las piezas por separado para actualizar o montar desde cero mi propio PC clónico. Tenía un equipo muy potente a un coste inferior que el que suponía comprar un ordenador ya montado y con las mismas características, la diferencia de costes era aún mayor si la comparación era con un ordenador de marca. En esta época las tiendas de informática seguían siendo un negocio viable dentro del pequeño comercio. Pero un día, todo cambió.

Punto de venta de SamsungLa llegada de grandes cadenas de distribución como Media Markt o PC City propició la venta de ordenadores aparentemente muy potentes a precios muy bajos. ¿Y cómo se consigue esto? Además del gran volumen de ventas, se debe a que estos equipos vienen dotados de procesadores rápidos (Muchos GigaHerzios), muchos GigaBytes de memoria RAM y muchos más de disco duro. Pero otros aspectos como la placa base, la velocidad de transferencia de datos de la memoria RAM u otras funcionalidades avanzadas son bastante precarias. Aquí es donde repercute la bajada del precio.

Debido a ello, un equipo recién comprado nos parecerá que funciona a la perfección, pero según pasa el tiempo, el software requerirá que el ordenador trabaje más rápido, y es por eso que tras un par de años estos equipos nuevos y baratos se quedan cortos. Si quisiéramos un equipo que nos dure unos cuantos años sin quedarse corto, siempre he sido partidario de pagar más por un equipo mejor, aunque pueda costar el dobe que los de gama baja.

Prefiero comprar las gamas altas de marcas conocidas, como por ejemplo Lenovo ThinkPad para portátiles o Dell Optiplex para sobremesas. Mantienen un buen rendimiento durante sus ciclos de vida y por norma general sus componentes mantienen una excelente compatibilidad con sistemas GNU/Linux. Otra valoración necesaria es saber si necesitamos el último modelo de gama alta o si un equipo de gama alta de segunda mano con pocos años cubre nuestras necesidades actuales y futuras, porque como comenté anteriormente, estos equipos responden muy bien con el software actual después de algunos años de funcionamiento.

Instalación de Lubuntu en el aula de ReciclanetDesde hace un tiempo, antes de comprar un nuevo equipo para mí o para mis familiares, el primer sitio en el que miro PC Lagun. Se trata de un proyecto social de reacondicionamiento con software libre de ordenadores obsoletos para las personas que más los necesitan. Todo el material de PC Lagun es reutilizado, pero la mayoría de equipos son de gama alta y cuentan con garantía de un año. Siempre que el stock supere las solicitudes de las personas con recursos económicos escasos, las personas con más recursos también podremos optar a comprar estos equipos. Normalmente no suele haber problemas de stock.

Gracias a este proyecto, ahora no siento que comprar un equipo reutilizado sea conformarse, sino que tras valorar mis necesidades, en ocasiones, han sido esos equipos reutilizados a bajo precio lo que yo necesitaba, y sobre todo, deseaba.

Reflexiones sobre la compra de ordenadores
Etiquetado en:                                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.